NICARAGUA CONDENA POLÍTICAS ANTIDEMOCRÁTICAS Y ACCIONES EN CONTRA DE LA PAZ EN EL MUNDO PDF Imprimir E-mail

condena

El compañero Paul Oquist Kelley, Ministro Secretario Privado para Políticas Nacionales, de la Presidencia de la República, durante su intervención en la reunión del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), que se desarrolla en el marco de la 74º Asamblea general de la ONU,destacó que ese grupo de países debe ser una mano de contención ante las agresiones, injerencias y políticas de derrocar gobiernos legítimamente constituidos y apoyar en todo momento los esfuerzos de paz.

Dijo que este movimiento debe mantener abiertos los canales de comunicación para que prevalezca el diálogo y la negociación por encima de la guerra, el armamentismo y la imposición.

compañero Paul Oquist inició su intervención recordando que Nicaragua es un país que luchó por décadas para su liberación nacional, desde el cimiento de su Revolución Popular Sandinista en 1979, Nicaragua apoya fielmente la lucha de liberación nacional de los pueblos que luchan por su soberanía y su independencia.

Añadió que hoy en día la defensa de esos sagrados principios es caro, pero los pueblos que están en la línea de fuego nos están defendiendo a todos nosotros, pueblos como Venezuela, Cuba, Irán.

Reiteró el compromiso de Nicaragua en la lucha contra el imperialismo y todas las normas dedominación arbitraria, medidas económicas ilegales.

“Como todos sabemos, las únicas medidas legales son las aprobadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, no por países individuales o grupos de países en forma ad hoc”.

Dejó claro que el pueblo y Gobierno de Nicaragua rechaza la criminalización de terceros que no acaten las medidas ilegales, dictadura de control de los bancos a través del sistema de transferencia bancarias internacionales.

También el control de los medios masivos y redes sociales, a través de los cuales se lanzan grandes campañas basadas en noticias falsas y grandes mentiras una y otra vez.

“Nuestro saludo y solidaridad con la justa lucha del pueblo palestino. Apoyamos la solución de los dos estados según las fronteras de 1967, con la creación del Estado de Palestina con Jerusalén Oriental como su capital”, apuntó.

En este sentido, dijo que el mundo entero debe rechazar enérgicamente las pretensiones de asimilar, de asumir y de anexar tierras ocupadas en forma flagrantemente en contra de las resoluciones de las naciones unidas.

Nicaragua rechaza medidas económicas coercitivas

Nicaragua rechaza cualquier medida económica coercitiva extraterritorial con criminalización de terceros que no acaten las medidas ilegales para tratar de doblegar la voluntad y espíritu de pueblos y gobiernos, soberanos e independientes.

Paul Oquist explicó que esas medidas socavan los esfuerzos de mantener el derecho internacional y el multilateralismo. También afecta la capacidad de lograr los objetivos de desarrollo sostenible.

“Debemos continuar la denuncia y condena al cada vez más cruel y criminal bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba, política de Estados Unidos impuesta a este heroico pueblo y gobierno en violación del derecho internacional y la voluntad expresa de casi todos los pueblos del mundo año tras año en la Asamblea general las de Naciones Unidas que rechaza este bloqueo ilegal”, enfatizó.

El doctor Paul Oquist reiteró además el apoyo internacional del pueblo y gobierno de Nicaraguaal presidente Nicolás Maduro ante los ataques desestabilizadores que enfrenta la revolución bolivariana y su legítimo gobierno.

“Confiamos en que las iniciativas de diálogo del presidente Maduro seguirán siendo respaldadas por nuestro movimiento”, dijo.

Rechazó enérgicamente, en nombre de Nicaragua, el intento del Departamento de Estado de Estados Unidos de imponer un supuesto presidente nombrado por ellos, por extraño que pueda conocer.

“Nuestra Comunidad de Estados de América Latina y El Caribe (Celac) ha declarado América Latina y el Caribe como zona de paz, basado en el respeto, principio y normas internacionales que incluye el no uso de la fuerza o de la amenaza de la fuerza, algo que está siendo violado constantemente. Ya no tienen cabida esas arremetidas en nuestra América, es inaceptable repetir nuestra historia acompañados de planes desestabilizadores y golpes de estado en contra de gobiernos legítimos”, expresó.

También condenó estas políticas antidemocráticas obsoletas y sus acciones en contra de la paz, no solo en Latinoamérica, sino en el mundo entero.

 
Banner
Banner
Banner